Los tableros aglomerados, alistonados y contrachapados constituyen el material preferido por los aficionados al bricolaje para muchos de sus trabajos, según las tiendas de muebles en Teruel, en razón de su precio, estabilidad dimensional y excelentes condiciones de trabajo.

Actualmente y salvo pocas excepciones de muebles de estilo, como sabrás si te gusta la decoración, la moderna fabricación de muebles se ciñe al empleo de tableros aglomerados principalmente. Las tiendas de muebles en Teruel se inclinan por los tableros prefabricados dada su gran estabilidad. Ten en cuenta que la madera maciza es muy cara debido a su acción durante el secado, a las condiciones higroscópicas que le son naturales y a las correspondientes deformaciones.

Si te gusta diseñar tus propios muebles o si estás pensando en renovar alguna estancia de tu hogar, debes tener en cuenta tres puntos básicos:

- Que la nueva chapa estará siempre contrapuesta a la exterior del tablero alistonado. Naturalmente no es necesario que esto lo tengas en cuenta en los tableros aglomerados.

- Que, en caso de que quieras pintar o lacar una cara del tablero prefabricado, conviene que des al menos una mano por la otra cara a fin de que la humedad recibida en ambas caras se contrarreste.

- Que cualquier tablero que quieras chapear debe serlo por ambas caras. Si chapeas una sola con una madera noble y la otra con una chapa de menor calidad, consistencia o dureza, es muy fácil que la primera tire de la otra y el tablero se abarquille.

En Muebles Marino te aconsejamos que, a la hora de cortar tu tablero, si bien el aglomerado puede aserrarse con un serrucho corriente, trabajes mejor con sierras de acero duro y, en caso de utilizar máquinas, emplea siempre la mayor velocidad posible. En el aserrado de aglomerados, la cola que se emplea para su fabricación actúa como un abrasivo poderoso y estropea el afilado.